lunes, 12 de febrero de 2018

TEJIENDO EMOCIONES CON LAS FAMILIAS.

Alejandra Malpica señala que "un regalo maravilloso que nos da la vida es el tomar de otros la fuerza para conocer y comprender el mundo, para andar por él y recorrerlo, para emocionarnos ante su grandeza y asentir ante el movimiento mayor que lo impulsa". Sin duda nuestra familia es parte de nuestro impulso y nosotros que empezamos el cole por primera vez la necesitamos a nuestro lado.


Desde hace un tiempo me coloqué las gafas que me permiten tener una mirada desde la Pedagogía Sistémica. Teniendo muy presente el respeto por el destino de cada familia y por lo tanto de mis alumnos. La relación familia y escuela desde la confianza y el respeto mutuo.

Por ello una de las actividades que facilitan estas premisas la llevamos a cabo de la siguiente manera, en el primer día de escuela de nuestro alumnado, su familia les acompañó en ese día tan especial.


Una de las necesidades básicas de cualquier persona es el amor, recibirlo y darlo, si tu me das yo te doy un poquito más. Partiremos de esta premisa cuando lleguemos al cole, y por qué no, hacerla nuestra y trasladarla allá dónde vayamos.

A nuestras familias pingüineras les hemos pedido una pequeña colaboración, poner una foto junto a la de su pequeñ@. Y así hemos elaborado unas tarjetas que nos han acompañado los primeros días de adaptación, que en algunos momentos se nos han hecho un poquito difíciles. 

Al cole venimos con nuestras familias, por eso, pertenecemos todos. Entre todos hemos buscado su lugar dentro de clase. A lo largo de los días han ido expresando diferentes emociones como la tristeza de no estar a su lado, la alegría de darles un beso a través de la tarjeta, el interés por conocer las familias de nuestros compis... les ha dado mucha seguridad y poco a poco vamos tejiendo la unión tan importante entre familia y escuela. 


En diciembre convoco a las familias a una reunión de grupo y les explico que aquí comienza un bonito viaje que vamos a recorrer juntos, con este ovillo de la lana tejemos una tela de araña que simboliza nuestros primeros lazos, con miradas que conectan, con nuestro grupo al que pertenecemos, la clase de los pingüinos de 3 años.


Las familias fueron contando cómo han vivido la adaptación a una escuela nueva, con diferentes espacios, compañeros, tutora...
  • Muy adaptada e integrada señalando la importancia de que no ha ido a escuela infantil.
  • Feliz por que viene contenta y sale contenta.
  • Mi hijo es de los más pequeños del grupo con un poco de angustia en la adaptación y adquisición de hábitos de autonomía.
  • La adaptación mejor que en la escuela, resaltando la importancia del primer día agradeciendo la participación de las familias en el aula y además resalta que agradecen las pequeñas propuestas para hacer en familia.
  • Las expectativas eran altas por que habíamos escuchado cómo funciona el cole, nuestra hija es tímida y expresa en casa cosas muy positivas del cole. 
  • La separación me costó más a mi como adulto que a mi hijo, se me hacía un mundo dejar a mi hijo llorando, pero los días pasaban y he visto cómo ha ido superando esa tristeza y ahora no me dice ni adiós, jeje. 
  • Muy feliz por que es el colegio que yo quería que estuviera, encantada y feliz por que él está feliz.
  • A pesar que no nos cuenta nada y nos gustaría que nos expresara, estamos felices, es una de las más pequeñas de la clase, es a mi como madre la que me cuesta más la adaptación. Problemas con la adaptación a las actividades extraescolares.
  • Nos recomendaron el colegio y la adaptación de nuestra hija ha sido fantástica.
  • La adaptación de nuestra hija ha sido paulatina y cada vez nos cuenta más cosas, veo que aprende normas y cada día me cuenta más. 
  • Pequeños miedos por ser del 31 de diciembre con hábitos de autonomía, como por ejemplo el control de esfínteres, pero que tiene muchos cambios de humor en las entradas al aula. 
  • La separación es todavía dura, no se ha adaptado a las actividades extraescolares.
  • El colegio para ella ha sido una euforia por que venía dónde su hermana, tuvo un pequeño retroceso propio de un pequeño bajón por enfermedad. 
  • Viene al cole de su hermano y eso le hace sentirse muy mayor y eso nos hace estar felices a nosotros. 
Esta fue la presentación que utilicé para llevar un hilo conductor. 

Al finalizar preparé estas tarjetas que nos daban mensajes para facilitar nuestra tarea con nuestros hijos. Destaqué que he ido a varias formaciones en Disciplina positiva, y que estos mensajes nos hacen reflexionar sobre nuestro día a día y les invité a tener esos mensajes desde el lado consciente e intentar llevarlo a la práctica. Y junto al papel se llevaban una galleta de chocolate para saborear lo dulce y apasionante que es la educación. 



CONCLUSIONES

Siento que se está creando un campo abierto, generoso, perfecto así como está. Los pingüinos y sus familias pueden tomar lo que quieran y como quieran del campo. La escuela está al servicio de las familias. Cuando un niño o niña siente que su maestro respeta realmente a sus padres, se siente más seguro, con más dignidad, lo que le permite confiar en el proceso educativo.
Las familias y maestros siempre lo hacemos lo mejor que sabemos hacer, y equivocarnos está dentro de los planes.

CENTRO: Miguel Delibes. Leganés.
MAESTRA: Gema Colás Moreno.
PARTICIPANTES: Familias del Nivel de 3 años de Educación Infantil.
FECHA: A lo largo del primer trimestre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario